Mi Mayor Aprendizaje de Este Año

Querida  Hermana,  
 

¡Ha sido un año fabuloso, increíble, lleno de retos y de recordatorios sobre lo que se requiere para vivir una vida Divina! He estado trabajando sin parar para poder lanzar mi libro y el curso on line de la Renovación Divina y, en ocasiones, tengo que recordarme a mí misma algunas de las cosas necesarias para poder vivir una vida en la que tanto la autocompasión, como el autocuidado sean los elementos centrales.

Hago mi mejor esfuerzo para vivir una vida que se guíe por conceptos de autocuidado. Aun así, a veces puedo volver a caer en viejos hábitos que no son tan buenos.

Cuando mi vida está saturada, dejo de poner atención a las cosas que son más importantes para mi bienestar. Me olvido de comer lentamente y siendo consciente, encuentro una mayor resistencia y los retos para cumplir mis sueños me parecen mayores, mientras que las voces en mi cabeza hacen tal escándalo, que no puedo escuchar a mi verdadera voz interior.
 

Los viejos hábitos no pueden eliminarse, pero pueden reemplazarse.
 

 Es posible expandir nuestra perspectiva y abrir nuestra mente a nuevas formas de pensar y de hablar, así como transformar esas creencias que nos limitan y que no nos benefician.

Cuando comenzamos a adquirir nuevas prácticas de apoyo, las cosas comienzan a transformarse naturalmente. Nuestros pensamientos se aclaran. Nos sentimos más optimistas y relajadas con respecto a la vida.

Aun así, mi mayor aprendizaje de este año y lo que más deseo para ti es la autocompasión. Ésta implica relacionarte contigo misma siempre con ternura, aceptando lo bueno y lo malo, reconociendo tus logros y perdonando y aprendiendo de tus malos momentos.

_DSC3454.jpg

Desde de saber que solamente TÚ eres experta en conocerte a ti misma. Mientras más escuches a tu voz interior, más fácil te será brindarte el cariño, amor y compasión que solamente TÚ sabes cómo y cuándo necesitas.
 

Aquí abajo te dejo una lista de algunos consejos que me ayudan a mí diariamente para practicar mi autocuidado y autocompasión.

Los comparto contigo desde el fondo de mi corazón, esperando que este año que llega te brinde el regalo de la autocompasión y del amor a ti misma, que solamente TÚ eres capaz de dar.
 

Catorce Sencillos Pasos para la Autocompasión y el Autocuidado
 

1. Tus palabras tienen el poder de animarte o deprimirte. Háblate a tí misma con amor.

2. Mueve tu cuerpo. Te ayudará a sentir cómo fluye la energía, incluso cuando tu vida parezca estar estancada.

3. Un diario. Escribe tus sueños, deseos y metas. Pregúntate: ¿Por qué son importantes? ¿Qué acciones debo de tomar para llegar adonde quiero estar? Te ayudará a identificar tus verdaderos deseos. Si no tienes un sueño en concreto actualmente, no hay problema, pero no dejes de preguntarte: ¿qué es posible?

4. Sé divertida y juguetona. Esto despertará a tu niño interior y te recordará que no debes de tomarte la vida muy en serio.

5. Como parte de tu rutina, tómate el tiempo de conectar con tu voz interior, esa voz que te apoya para que logres lo mejor para ti.

6. Come alimentos integrales que beneficien a tu estómago. La expresión de “sentir algo hasta las entrañas” es muy sabia. Si esta parte de tu cuerpo funciona correctamente, es muy probable que el resto de tu cuerpo lo haga también.

7. Duerme bien. Un cuerpo bien cuidado y descansando genera sinergia con el estar de buen humor y tener pensamientos sanos.

8. Pon límites, en especial con tus seres queridos. Di no cuando ya estás llena de compromisos y responsabilidades y deja de creer que debes decir sí simplemente para ser amable.

9. Siéntate y come una comida saludable en lugar de comer cualquier cosa mientras atiendes otras responsabilidades. Tener una buena digestión influye en cómo digerimos nuestras emociones.

10. Haz consciencia. ¿Qué necesitas en cada momento del día? ¿Cuáles son tus deseos, anhelos, necesidades y sueños?

11. Identifica lo que te agota y lo que te ayuda a reponerte. Procura hacer más de lo último para tener energía.

12. ¡La glucosa es el combustible del cerebro para lograr la mejor versión de ti! Elige comidas integrales y super alimentos que te ayudarán con tus emociones y a sentirte genial.

13. Sé curiosa sobre cada situación, especialmente cuando te encuentres con obstáculos y retos. Esto ayudará a que te des cuenta de que en cada reto hay algo que debemos aprender.

14. Al final del día, identifica tres cosas por las cuales te sientas agradecida. Estudios han demostrado que la gratitud genera más emociones positivas.  
 

¡Salud! ¡Para que este nuevo año este lleno de salud, amor y nutrición femenina!

Myriam Llano