¡No puedo perder peso sin importar lo que haga!

Mis queridas hermanas, no puedo decirles cuántas veces escucho esto de mis lectores y de todas las mujeres con las que me encuentro que están luchando con su peso. En un pasado no muy lejano, también estaba gritando por esta frustración sobre la pérdida de peso desde lo más profundo de mi alma. No solo no podía perder peso; también estaba subiendo de peso, aunque pensaba que estaba comiendo los alimentos más saludables.

Pero aprendí algo que me cambió mi vida: no solo estaba equivocada con respecto a lo que estaba comiendo. También descubrí la verdadera razón de mi incapacidad para perder peso.

Desequilibrio hormonal: mi tiroides estaba fuera de equilibrio. Mis adrenales estaban fuera de balance.

Pero la buena noticia es que ¡puedes restablecer el equilibrio! Toma algo de tiempo, pero te garantizo que comenzarás a sentirte un poco mejor cada día una vez que comiences. Lo sé, porque lo estoy haciendo, y está funcionando. Como nutricionista, sabía dónde y qué investigar para poder recuperar mi cuerpo, ¡y el tuyo también!

Y así comenzó el viaje…

Esto es lo que estaba pasando conmigo. Estaba experimentando un montón de estrés en mi vida: mi esposo estaba gravemente enfermo y dentro y en el hospital; mis hijos estaban asustados y preocupados como nunca lo habían estado antes; mi madre fue hospitalizada; mientras que yo estaba tratando de mantener en marcha la Renovación Divina.

Básicamente, mi cuerpo estaba lleno de hormonas del estrés (cortisol, adrenalina). Gané más de 10 libras en unas pocas semanas. No estaba durmiendo bien. Tuve episodios de llanto. Comencé a dejar caer cosas, como vasos y platos. Estaba irritable, hinchada, cansada todo el tiempo y perdiendo el pelo.

No es una foto bonita, ¿verdad? ¡Pero sé que se puede cambiar!

Esto es lo que hice. Fui a un médico quien descubrió que mi tiroides estaba fuera de control: tenía hipotiroidismo severo, lo que significa que mi tiroides no producía cantidades suficientes de hormonas, esto habia afectado mi metabolismo.

Al mismo tiempo, todas las hormonas de alto estrés me habían hecho prediabética, lo que significa que mis niveles de azúcar estaban aumentando y mis niveles de insulina eran resistentes .

Además, tambien aumentó mi cantidad de estrógeno dominante. ¡Dios mío, mis niveles de estrógeno se dispararon! Los síntomas del predominio de estrógeno son: (y apuesto a que puedes identificarte con ellos):

  • Hinchazón

  • Cambios de humor

  • Dolor de cabeza

  • Aumento de peso

  • Pérdida de cabello

  • Problemas para dormir

  • Fatiga

  • Problemas de memoria

  • Disminución del deseo sexual

no puedo perder peso.png

¿No te suena esto familiar? Puedo apostar a que sí, aquí está mi sugerencia:

Si deseas mejorar: si quieres perder peso, mantener tu cabello, sentirte con más calma y feliz, terminar con la hinchazón, dormir mejor y tener más energía, primero debes controlar tus niveles hormonales para poder restablecer el equilibrio.

Después de que vi a mi médico y me revisaron los niveles hormonales, comencé a adoptar una serie de cambios en mi estilo de vida. Los problemas serios requieren acciones serias. No hay manera de evitarlo. ¡Pero las recompensas bien valen el trabajo! (Lee sobre cómo comencé a cambiar mi vida en "Pensé que tenía mi vida bajo control: me equivoqué")

Aquí hay una lista parcial de mis modificaciones a mi estilo de vida. Los modifico a medida que avanzo, y no todos serán para siempre, pero por ahora están funcionando para mí. Es probable que descubras tu propia lista de cambios que funcionan mejor para ti.

  • Limón con agua: todas las mañanas cuando me levanto como desintoxicante

  • Horario de sueño regular: la misma hora para acostarse y la misma hora para levantarse todos los días

  • Meditación diaria

  • Eliminación (temporal) de alimentos inflamatorios, como lácteos, soja, gluten, alcohol, cafeína, pimientos, tomates, frijoles, maíz y azúcares simples (por ejemplo, refrescos, postres azucarados, dulces, jarabes, etc.). Estos alimentos apoyan condiciones autoinmunes como problemas de tiroides. Evitarlos por un tiempo ayuda a que tu cuerpo se cure de la inflamación crónica

  • Mantenerte bien hidratada con agua filtrada.

  • Movimiento diario, ya sea caminar, hacer yoga, trabajar con pesas, bailar, etc.

  • Tomar suplementos de hormona tiroidea desecada. Debes hablar sobre la dosis más adecuada con un profesional de la salud bien informado.

  • Tomar vitaminas y minerales de alta calidad, lo cual te recomiendo que hagas junto con un asesor de nutrición o salud

  • Mantener un diario: escribir sus sentimientos y hacer un seguimiento de tu progreso es sumamente gratificante y sanador.

  • Reducir tu exposición a toxinas en el ambiente, como pesticidas en alimentos (elije orgánicos cuando sea posible), fluoruro en el agua (instalé filtros para eliminar el fluoruro de mi agua) y productos de limpieza para el hogar (usa productos de limpieza totalmente naturales o casero, como vinagre, jugo de limón, bicarbonato de sodio, aceite de árbol de té). Las toxinas pueden modificar tus hormonas, modificar tu capacidad para producir insulina e interferir con los niveles de glucosa en la sangre, todo lo cual puede contribuir al aumento de peso.

Recuerda, tu cuerpo tardó mucho tiempo en alcanzar el estado en el que se encuentra en este momento. Ningún suplemento, acción, comida o ejercicio proporcionaran una cura mágica. Pero, si miras a tu ser divino como un ser holístico que necesita ser alimentado en varios niveles al mismo tiempo, entonces comenzarás a apreciar la curación gradual a medida que se produce. ¡Y lo harás... créeme!

Entonces, dime: ¿Qué cosa estás lista para hacer ahora para ayudarte a comenzar a perder peso y comenzar a sentirte fabulosa? ¡Compártelo con nosotras para que podamos ayudarte a dar ese paso hoy!

Mientras contemplas la información de este blog, tómate unos minutos para disfrutar de una taza de té de hibisco. Este té de hierbas sin cafeína tiene la capacidad de ayudar a reducir la absorción de la glucosa y los almidones, lo cual te ayudará con la pérdida de peso y la hinchazón. ¡Así que prepara una taza y disfruta!

  • 1 cucharada de flores secas de hibisco

  • 16 oz de agua filtrada

  • 1 rodaja de naranja

Hierve el agua, retira del fuego y remoja las flores de hibisco en el agua (cubierta) durante 15 minutos. ¡Añade la rodaja de naranja y tomar un sorbo!

Haznos saber los pasos que vas a seguir comentando en el cuadro a continuación.

Con much amor ,

MYRIAM-LOGO-SIGNATURE.png