Estoy cansada de estar cansada: ¿Qué podemos hacer?

¿Alguna vez te has levantado por la mañana y sientes como si no hubieras dormido? ¿Te despiertas a las 2 AM o 3 AM y te quedas despierta, sin poder volver a dormir porque estás tratando de resolver los problemas del mundo? ¡Esto me sucede muchísimas veces! Y sé que no estoy sola. Muchas de mis hermanas me escriben y me preguntan: "¿Por qué estoy siempre tan cansada incluso después de dormir las 8 horas por noche recomendadas?" O "¿Qué puedo hacer para dejar de sentirme agotada a la mitad del día?" O "¿Por qué me despierto en medio de la noche y me siento tan estresada que no puedo volver a dormirme?

Estoy aquí para escucharte. Durante mucho tiempo estuve cansada de estar cansada. Llegó el punto en el que incluso estaba comenzando a aceptar como si fuera normal de no sentirme descansada cuando me despertaba por la mañana. También comencé a normalizar que si no estaba cansada a primera hora de la mañana, lo entonces me sentiría agotada en algún momento del día.

 

¿Pero era esta la forma en que quería vivir mi vida? ¿Es así como quieres vivir la tuya? Seguramente no, entonces, ¿qué podemos hacer al respecto?

 

Para empezar, es importante reconocer que hay una multitud de factores que están detrás de nuestra sensación de cansancio todo el tiempo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos. Así que lo primero que quiero que hagas es, ¡deja de culparte a ti misma! Inmediatamente después de hacer esto, ¡hazte la promesa de que adoptarás los pasos y medidas que te ayudarán a cuidarte!

 

¿Estás lista para comenzar a sentir más energía?

 
estoy cansada de estar cansada.png

Busqué en los expertos sobre cómo aumentar mi energía, experimenté por mi cuenta y siento que estos son algunos de los mejores consejos para comenzar. Estos hábitos están trabajando para mí. Dime qué piensas una vez que los pruebes.

Cambia tus hábitos de preparación del sueño. Probablemente hayas escuchado que adoptar hábitos de sueño saludables puede mejorar la calidad de tu sueño, y esto es cierto.

  • Ir a la cama y levantarme a la misma hora cada noche y cada mañana.

  • Asegúrate de que tu entorno para dormir sea cómodo en términos de comodidad y temperatura

  • Evita el ejercicio al menos tres horas antes de irte a acostar

  • Practica algo relajante antes de ir a la cama, como tomar un baño caliente, tomar una taza de té de manzanilla, escribir en tu diario de gratitud o meditar

Todos estos consejos son útiles.

 

Sin embargo, la única pauta de preparación para el sueño que la mayoría de las personas ignora es mantener su ritmo circadiano.

 

El ritmo circadiano a veces se llama “el reloj de tu cuerpo”. Es el ciclo de 24 horas que le dice a tu cuerpo cuándo levantarse, cuándo irse a la cama, cuándo comer, cuándo liberar hormonas y muchos otros procesos. Este reloj se ve significativamente afectado por tu entorno, especialmente el tipo y la cantidad de luz a la que estás expuesta y la temperatura.

Básicamente, tu reloj interno determina la cantidad de energía que tiene durante el día, ya sea que se sienta completamente despierto y lleno de energía o cansado y apático.

Nuestros antepasados prestaron atención a su reloj interno y siguieron los ritmos naturales de la tierra: se levantaron cerca del amanecer y se retiraron cerca de la puesta del sol. Durante decenas de miles de años, vivieron así.

Sin embargo, en las últimas décadas, hemos extendido la cantidad de tiempo que pasamos con luz artificial en la noche. Más importante es la cantidad de luz azul que recibimos de los dispositivos electrónicos, como computadoras portátiles, televisores y teléfonos inteligentes. Esta luz azul interfiere con la producción de nuestra hormona del sueño llamada melatonina.

Entonces, ¿qué deberías hacer?

Desterrar el azul.

Dale las buenas noches a todos tus dispositivos electrónicos al menos una hora, y preferiblemente dos o tres, antes de irte a dormir por la noche. De hecho, destiérralos a otra habitación. Tu dormitorio debe estar libre de luz azul durante la noche.

Idealmente, deberías dormir en completa oscuridad. Por razones de seguridad, es posible que debas tener una luz nocturna cerca de tu cama. Usa una luz roja o ámbar para este propósito, ya que estas ondas de luz no afectan la producción de melatonina.

Modifica tu dieta. ¿Está comiendo alimentos con azúcares agregados, alimentos procesados, gluten, productos lácteos, alcohol, soja o cafeína? ¡Estos son ladrones de energía! Concéntrate en su lugar de consumir alimentos integrales totalmente naturales y elige orgánicos siempre que sea posible. Los alimentos saludables alimentan las mitocondrias (los centros de energía) en tus células para que puedan producir suficiente energía; Los alimentos poco saludables te roban tu vitalidad. Algunas adiciones de gran sabor a esta forma de comer son mis recetas para infusiones de té y batidos.

Permite un poco de estrés. Esto es lo que pasa con el estrés. No todo el estrés es malo. De hecho, exponerse deliberadamente a dosis bajas de algo que de otra manera sería tóxico cuando se administra en dosis más altas es una forma de aumentar la energía, la fuerza y la resistencia. En este caso, estamos hablando de estrés.

Cuando estuve lidiando con la enfermedad de mi esposo y la hospitalización de mi madre al mismo tiempo, junto con el cuidado de mis hijos y mi negocio, el estrés me dejó agotada. Este fue el estrés tóxico.

Sin embargo, el estrés a corto plazo no tóxico es diferente. Permitir deliberadamente algunos tipos de estrés en tu vida puede aumentar tu energía. Un ejemplo de este tipo de estrés no tóxico que practico es el ayuno intermitente, que explico aquí  https://www.divinerenewal.ca/esp-blog/esta-prctica-est-cambiando-mi-vida Básicamente, coloco mi cuerpo ligeramente fuera de su zona de comodidad por un corto tiempo, una o dos veces por semana, ¡y esto aumenta mi energía! Es una práctica que recomiendo encarecidamente.

Practica el autocuidado. Un consejo: no esperes hasta que el estrés en tu vida sea grande y entrés en pánico para encontrar formas de reducirlo. Una de las mejores formas que he encontrado es practicar el cuidado personal diario. Cada pequeña actividad de cuidado personal es como un pequeño trozo de chocolate: ¡dulce, bienvenido y se siente bien! Estas son algunas de mis rutinas favoritas de autocuidado:

  • Comienza tu día con jugo de limón y agua para ayudar a desintoxicar y aumentar la energía

  • Realiza ejercicio físico al menos cada dos días de 20 a 30 minutos

  • Mantente bien hidratada. ¡Permitir que tus niveles de líquidos bajen es una forma segura de sentirte cansada! Bebe agua durante todo el día.

  • Practica la meditación diariamente: puedes disminuir los niveles de cortisol, promover la calma y vigorizarte. ¡Unos 15 minutos pueden hacer maravillas!

  • Escribe en tu diario de gratitud. Hacer un diario y expresar gratitud son excelentes maneras de reducir los niveles de cortisol

Abordar la fatiga suprarrenal. Una razón, a menudo pasada por alto, que hace te sientas cansada todo el tiempo es la fatiga suprarrenal. Aunque algunos doctores ¡Insisten en que no existe! A menudo nos exponemos a estrés crónico no administrado, en el trabajo, en el hogar y con nuestras familias. Este ataque no administrado al cuerpo causa altos niveles de la hormona del estrés llamada cortisol. Cuando eso sucede, la fatiga generalmente comienza. En un momento, me sentí tan superada por la fatiga suprarrenal que casi me quedaba dormida al volante mientras conducía con mis hijos a la escuela. ¡Eso asusta!

Afortunadamente, hay muchos pasos que puedes tomar comenzando ahora mismo para aliviar la fatiga suprarrenal. Lo sé, ¡porque los practico y funcionan! Échales un vistazo y ¡déjame saber lo que piensas! https://www.divinerenewal.ca/esp-blog/2019/2/26/pens-que-tena-mi-vida-bajo-control-me-equivoqu

Mientras lo hace, relájate y disfruta del té rooibos, una bebida rica en antioxidantes y sin cafeína que apoya la función suprarrenal. Necesitas:

  • 1 cucharadita a 1 cucharada de rooibos secos en un infusor de té, dependiendo de qué tan fuerte quieres tu té

  • 8 oz de agua hirviendo

Vierte el agua hirviendo sobre el té y déjalo reposar de10 a 15 minutos. Añade un toque de miel cruda si lo deseas. Disfruta de dos a tres tazas al día.

Comprueba que no sea por razones médicas. Muchas condiciones médicas tienen a la fatiga como síntoma. Debes hablar con tu médico acerca de esas posibilidades, como la anemia, la diabetes tipo 2, la hepatitis, las enfermedades cardíacas, el hipotiroidismo (tiroides poco activa) y la apnea del sueño. Un simple análisis de sangre puede ayudarte a detectar la mayoría de estas afecciones.

Revisa el uso de tus medicamentos. Muchos de los medicamentos más comúnmente recetados tienen la fatiga como un posible efecto secundario. Estos incluyen algunos medicamentos que se toman para la presión arterial alta, el colesterol alto, la ansiedad por reflujo ácido, las alergias, la depresión, las infecciones bacterianas y el dolor crónico. Habla con tu médico; Es posible que puedas cambiar a un medicamento alternativo.

¿Estás lista?

¿Estás mentalizada para dar los pasos para aumentar tu energía y sentirte con más vitalidad? Aunque hay más consejos que podría compartir, no quiero abrumarte con opciones. Todos los temas de los que he hablado representan un gran comienzo, y puedo dar fe de que están trabajando para mí. Entonces, mis hermanas, ¿se unirán a mí para acabar con el: "estoy cansada" de su vocabulario?

Deseandoles salud y amor,

MYRIAM-LOGO-SIGNATURE.png