¿No te puedes abotonar los pantalones? Cómo enfrentar la inflamación

Tal vez tú eres como yo. Si es así, tienes dos juegos de ropa: los que usas cuando estas inflamada y los que con los que te sientes cómoda cuando no lo estás. Es decir, pantalones, faldas, vestidos y que usas, o mejor dicho: toleras, cuando te siente más grande que una casa; y el otro clóset que usas cuando te ves y sientes bien cuando el estómago vuelve a la normalidad.

Otra cosa que probablemente te haya sucedido alguna vez y posiblemente con demasiada frecuencia: ¿Alguna vez te ha pasado que estas disfrutando de la cena en algún lugar y de repente sientes el deseo desabrocharte los pantalones debido a que tu estómago se siente como si estuviera a punto de estallar? ¡Es momento de un viaje rápido a la habitación de las chicas!

 

¡Ayuda! ¿Qué está pasando? ¿Por qué todo lo que como me hace sentir inflamada y me da indigestión?

 

Distensión abdominal, indigestión, eructos, ardor de estómago, flatulencia, estreñimiento, reflujo, todos estos problemas digestivos han estado presentes en mi vida. Con base en el número de mujeres que me escriben preguntándome cómo pueden vencer la inflamación y otros problemas de digestión, sé que no estoy sola. Como nutricionista, estoy al mismo tiempo fascinada y, a veces confundida frente a estos desafíos, y me dejo llevar para encontrar respuestas, ¡Tanto para mí como para todas ustedes!

Eso es lo de lo que se trata este blog, mi esperanza es ofrecerte las herramientas suficientes para que puedas dar un gran paso hacia el fin de estos problemas digestivos. Así que vamos a mantener esos pantalones y faldas abotonadas y encontrar la manera de prevenir y tratar la inflamación y otros problemas digestivos de una manera natural.

Distensión

A veces me siento tan inflamada que imagino que podría flotar por la habitación, ¡El problema es que también me siento abrumada por esa sensación! ¿Qué está causando este problema? La inflamación puede ser causada por o en función de una amplia variedad de situaciones:

  • El consumo de alimentos a los cuales eres alérgica o intolerante. El problema es que puede que ni siquiera sepas cuáles son ¡si nunca los has probado! Por ejemplo, una intolerancia a la lactosa (que se encuentra en los productos lácteos) es una causa común de inflamación. Creo que hay cinco alimentos que debes reducir significativamente o evitar en tu dieta y que te ayudarán a eliminar la inflamación: la soja, la cafeína, el gluten, el maíz y los productos lácteos. Hablo de estos cinco alimentos y algunos grandes sustitutos de cada uno de ellos en mi blog: “Estos 5 alimentos me hacen daño, ¿están haciendo daño?”

  • El consumo de alimentos procesados, que contienen un sin fin de ingredientes artificiales sintéticas, colores artificiales, sabores artificiales, conservantes, edulcorantes artificiales y que puede causar inflamación.

  • Comer ciertos alimentos, especialmente verduras crucíferas (por ejemplo, coles de Bruselas, brócoli, coliflor, repollo y judías). Sin embargo, la buena noticia es que hay maneras de reducir este síntoma con la preparación de platillos saludables; por lo que no es necesario eliminarlos de tu dieta.

  • Los niveles insuficientes de enzimas digestivas. Hay una relación especial entre el ácido del estómago y las enzimas digestivas que tiene que ocurrir para pueda haber una buena digestión y así ¡evitar la inflamación! Es necesario el ácido del estómago suficiente para producir las enzimas digestivas necesarias que descomponen las moléculas grandes en otras más pequeñas por lo que son más fáciles para que tu cuerpo absorba.

  • ¡La deficiencia de zinc también es causa de la inflamación es nuevo para usted! Siempre supe que el zinc es un mineral importante para la salud, pero entender su papel en la digestión y la inflamación es importante si quieres vencer la inflamación.

  • La presencia de ciertas condiciones médicas, tales como la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE), ardor de estómago e indigestión. La inflamación también puede ser un síntoma del estreñimiento, síndrome del intestino irritable, enfermedad inflamatoria del intestino, enfermedad de Crohn, endometriosis, enfermedad celíaca, y sobre crecimiento bacteriano en el intestino delgado.

  • Uso de ciertos medicamentos, tales como antibióticos, píldoras anticonceptivas, fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (por ejemplo, ibuprofeno, la aspirina), y los esteroides. Si estás usando cualquiera de estos medicamentos, ya sean recetados o sin receta médica, debes hablar con tu médico acerca de algunas de las alternativas posibles.

no te puedes abrochar los pantalones.png

Enfrentar y tratar la inflamación de forma natural

Bien, ahora que conoces las razones principales por las que estás experimentando inflamación, vamos a hablar de cómo vencerla y tratarla. A menudo, simplemente cambiar tus hábitos alimenticios y nutricionales es suficiente para reducir o eliminar casi completamente la inflamación de tu vida. ¿Por qué digo “casi eliminar por completo”?

 
 

Porque el gas es subproducto natural del proceso digestivo. Todo el mundo produce gas; De hecho, ¡de 1 a 3 pintas diarias! Sin embargo, ¡este se puede reducir de manera efectiva de tal manera que no te sientas inflamada!

 

¡Aquí están algunas sugerencias para tratar la inflamación, a partir de ahora!

Reduce o eliminar los 5 alimentos asociados con la intolerancia a los alimentos. Te recomiendo que adoptes este punto de inmediato. Créeme, ¡funciona de maravilla! Si no has hecho, haz clic en este enlace y a la explicación de estos cinco alimentos y sus grandes alternativas, ¡hazlo ahora!

Éste punto podría ser todo lo que necesita para vencer la inflamación!

Cada uno de estos cinco alimentos tiene cualidades que hacen que sea difícil para tu cuerpo digerirlo adecuadamente y / o que interrumpen el proceso digestivo.

Prepara los alimentos que producen inflamación de una manera diferente. No es ningún secreto que los frijoles, lentejas y verduras crucíferas (por ejemplo, la col, el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas) pueden causar gases e inflamación. Esto es debido a que contienen una gran cantidad de oligosacáridos, los cuales son azúcares complejos que las personas tienen grandes dificultades para descomponer. Sin embargo, se puede vencer la inflamación en los frijoles, brócoli y otros alimentos grasosos siguiendo estos consejos:

  • Para los frijoles, remójalos durante la noche y desecha el agua. Esto elimina aproximadamente el 80 por ciento de las sustancias causantes de gases. Luego cocina los frijoles en agua dulce hasta que estén muy suaves. Si utiliza frijoles enlatados, enjuágalos con agua y cocínalos unos minutos adicionales. También añade un poco de jengibre fresco o comino, ya que estos ayudan a la digestión.

  • Para las verduras crucíferas, puedes añadir la cúrcuma para el proceso de cocción para ayudar con el gas.

Disfrutar de cualquiera de estos alimentos junto con probióticos, ya sea en forma de verduras fermentadas (por ejemplo, el chucrut, kimchi) o un suplemento probiótico también puede ayudarte con la inflamación.

Evita los alimentos procesados. Muchos aditivos alimentarios están asociados con problemas digestivos, especialmente el manitol, sorbitol y xilitol, así como el polisorbato 80, colorantes alimentarios, goma guar, goma de xantano, benzoato de potasio, inulina, y almidón alimentario modificado. Siempre que sea posible elege alimentos sin refinar, frescos, naturales y orgánicos, sí están disponibles.

Obtener más enzimas digestivas. Las enzimas digestivas se producen a lo largo del tracto digestivo (por ejemplo, en la boca, el estómago y el intestino delgado), donde promueven y aceleran la descomposición de los alimentos. Las enzimas llamadas proteasas descomponen las proteínas en aminoácidos, mientras que la lipasa descompone las grasas en ácidos grasos y las amilasas ayudan a descomponer los carbohidratos en monosacáridos (azúcares pequeños).

Puedes ayudar a tu cuerpo a obtener más enzimas digestivas al comer más alimentos que contienen estas enzimas de forma natural, o tomando suplementos de enzimas. Los alimentos que son ricos en enzimas digestivas incluyen:

  • Piña (que contiene enzimas digestivas llamadas bromelina)

  • Papaya (contiene papaína)

  • Mango (amilasas)

  • Plátanos (amilasas y glucosidasas)

  • La miel natural (contiene varias enzimas)

  • Los aguacates (lipasa).

 

Si vas a tomar un suplemento de enzimas digestivas, elige uno que contenga varias enzimas diferentes de proteínas, grasas, hidratos de carbono y que por lo tanto se ocupará de todas tus necesidades digestivas.

 

Enfrentas una deficiencia de zinc. Lo primero que debes averiguar es si tienes una deficiencia de zinc, que se puede detectar mediante un análisis de sangre. A pesar de que la ingesta diaria recomendada de zinc es de 6 miligramos para las mujeres, muchos suplementos proporcionan hasta 30 mg, que se considera que es una cantidad segura. Si estas baja en zinc, debes incluir más alimentos ricos en este mineral, como las ostras, garbanzos, lentejas, calabaza y semillas de calabaza y castañas de cajú.

Trata condiciones médicas. Si crees que puedas tener un trastorno digestivo que está contribuyendo a tu distensión abdominal, habla con tu médico. Es importante obtener un diagnóstico preciso para que puedas tratar con mayor eficacia tu condición. Éstos son sólo tres de las más comunes condiciones que puede experimentar. Sin embargo, siempre se debe consultar a un profesional de la salud para hablar de tus síntomas.

  • Indigestión. ¿Sufres de incómodos gases, distensión abdominal o sensación de ardor en la parte superior del estómago, mientras o después de comer? Podrías incluso experimentar náuseas, dolor de pecho o tu abdomen puede estar distendido y duro. Estos son los síntomas de la indigestión que, sorprendentemente, es causada por un funcionamiento anormal de los nervios sensoriales digestivos y no por lo que comes. Sin embargo, los alimentos pueden desencadenar los síntomas.

  • Acidez. El estrés no administrado es una enorme causa de la baja acidez del estómago. Cuando no tienes suficiente ácido gástrico para digerir los alimentos correctamente, puedes experimentar una sensación de ardor en el centro de tu pecho o garganta. Esto ocurre cuando el ácido en el estómago sube hacia el esófago. Si experimentas ardor de estómago varias veces a la semana, es posible que tengas ERGE (enfermedad por reflujo gastrointestinal; véase “ERGE”), pero se puede tener ERGE sin tener acidez estomacal. Otros síntomas de la acidez estomacal pueden ser que el dolor empeora cuando te acuesta o te doblas encima, y un sabor amargo en la boca.

  • ERGE. La enfermedad de reflujo gastroesofágico es una afección digestiva que afecta el anillo esofágico inferior muscular (esfínter) situado entre el esófago y el estómago. Se produce cuando el esfínter se vuelve débil o no se relaja correctamente, lo que permite que el ácido del estómago o el alimento subir hacia el esófago y la garganta. El síntoma más común de la ERGE es la acidez estomacal.

Considera alternativas de medicación. Si crees que uno de tus medicamentos puede estar causándote distensión abdominal, habla con tu médico acerca de tomar un medicamento alternativo. Aún mejor, discute si hay remedios naturales que puedas tomar en lugar de la medicación.

Usa tés y bebidas de curación. Varias hierbas y otros alimentos naturales son muy valorados por su capacidad para ayudar a eliminar la inflamación y otros problemas digestivos.

Hinojo: Esta hierba alivia la inflamación y estimula la digestión. Contiene aceites que son eficaces en la limpieza de los gases intestinales. Para hacer té de hinojo, aplasta una cucharadita de semillas de hinojo, colócala en agua hervida de 5 minutos, cuela, y disfruta de este té varias veces al día según sea necesario.

Jengibre: Los aceites en la raíz de la planta de jengibre tienen propiedades que pueden eliminar los gases y la inflamación. Para hacer té de jengibre, pela y corta una media pulgada de raíz de jengibre fresco, coloca en agua hervida de 5 a 7 minutos, retira el jengibre y disfruta varias veces al día según sea necesario. Añade limón si lo deseas.

La manzanilla y la menta: ¡Esta combinación puede ayudar a dar un golpe a la inflamación! Combina 1 hoja de menta seca y 1 flores de manzanilla seca y agrégalas en 16 oz de agua hervida de 5 a 6 minutos. Cuela y disfruta de esta bebida varias veces al día según sea necesario.

Limón y agua: Disfrutar de jugo de limón y el agua es una gran manera de vencer la inflamación. Los limones son un laxante y diurético natural, y cuando se añaden al agua, ayuda a reducir la cantidad de sal en tu cuerpo, lo que reduce la inflamación. Comienza la mañana con limón y agua tibia y bebe de ella durante todo el día.

Magnesio: Este mineral puede ayudar a reducir la retención de líquidos y expulsar los gases. También alivia el estreñimiento mediante la relajación de los músculos en tu tracto intestinal. Añade 200 miligramos de magnesio (disponible en forma de polvo) a un vaso de agua o tomar una tableta de magnesio 200 mg o cápsula.

¿Estás lista?

De acuerdo hermanas, ¡La lucha contra la inflamación está en marcha! ¿Estás conmigo? Una vez que comiences a hacer cambios en tu dieta y nutrición, experimentará resultados. Haznos saber cómo estos consejos están funcionando para ti.


Deseandote salud y amor!

MYRIAM-LOGO-SIGNATURE.png